La era dorada de la danza oriental y sus exponentes

Nelly Mazloum

Nelly-Catherine Mazloum-Calvo, o más conocida como Nelly Mazloum, nació en 1929 en Alejandría el seno de una familia griega. Mazloum sufrió parálisis de las piernas (poliomielitis) a la edad de dos años y volvió a caminar después de años de cuidados por un pediatra y su esposa, la cual era profesora de ballet y le inspiró su pasión por la danza.

A los 5 años, comenzó su carrera como bailarina solista y los medios la llamaron la niña prodigio. Fue una estrella infantil de 1939 a 1945. Desde niña fue una de las bailarinas del Casino Badia y los 10 años apareció en su primera película, I prosfygopoula (“La niña refugiada”, 1939), protagonizada por Sophia Vembo.

En las décadas de 1940 y 1950, la joven artista, sorprendentemente bella y talentosa, bailó y actuó en los mejores teatros egipcios, creando sus propias coreografías. Existen dos películas dentro de su filmografía, en la que la podemos ver bailando: “Shahrazad” (1941), protagonizada por Sedky Hussein, Elham Hussein y Samia Gamal, o “Soliman’s Ring” (1946), dirigida por Hassan Ramzy.

A partir de 1947 estableció una exitosa escuela de ballet en El Cairo para las niñas de la élite de la sociedad; también enseñó y formó a jóvenes artistas para la Ópera Nacional de El Cairo (Dar Al Opera)

Más tarde creó “Nelly Mazloum Arabic Troupe of Dancers”. Fue la bailarina folclórica más famosa de Egipto que inspiró a toda una generación de bailarines y coreógrafos en ese momento, convirtiéndose en la pionera en aplicar el legado tradicional de danzas folclóricas de Egipto en una forma artística dramatizada. Su compañía comenzó con 25 personas, pero pronto creció a 40 bailarines (20 mujeres y 20 hombres) con una gran orquesta. El estilo de danza que ofrecían era un estilo personalizado por la propia Mazloum, basado en sus años de experiencia, enseñanza y estudio de la danza. Junto a su compañía baila en lugares como los jardines Montaza o la Feria Internacional de 1958, en el Grand Palais en Gezira.

En 1959-60, el gobierno egipcio fundó la Academia Nacional de Ballet de Egipto bajo la dirección de Alexei Jukov.. Mazloum fue designada por el Ministerio de Cultura como su asistente para la protección del contenido egipcio de la danza clásica. Un año después se fundó la Academia Nacional de Ballet y durante tres años fue la mano derecha de Jukov. En 1961 surge una Academia Folklórica Nacional bajo la dirección de otro ruso, Boris Ramazin. Una vez más, Mazloum fue su puente hacia el talento local. Ella enseñó los movimientos tradicionales de danzas folclóricas a Boris y a los estudiantes. Sin embargo, cuando vio que los rusos adulteraban el estilo egipcio y lo hacían más ruso, detuvo su colaboración y dejó el trabajo, pero gracias a su experiencia con ellos mejoró sus conocimientos de la técnica lo cual le permitió crear un método para su propia escuela: “Técnica de Danza Oriental de Nelly Mazloum”.

Se convirtió en la coreógrafa oficial de la Ópera de El Cairo, para producciones de ópera y opereta. Coreografió, entre otros, Mahr el Aroussa (La dote de la novia) en 1963, la primera opereta clásica totalmente árabe.

En 1964 cambió el gobierno, y Mazloum y su compañía dejó de recibir el apoyo del Ministro de Cultura, por lo que decidió mudarse a Grecia. Allí se concentró en enseñar y difundir el arte de la danza, fundando la Escuela Internacional de Danza de Atenas, donde enseñó ballet y danza moderna; Mazloum cambió su nombre a Nelly M. Calvo.

Desde 1985 hasta su muerte en 2003, reinició la enseñanza de Danza Oriental, utilizando su propio sistema y técnica creativa: la Técnica de Danza Oriental de Nelly Mazloum, que incluye su propio estilo característico, llamado “Hawanem”. También desarrolló su propio sistema de ejercicio llamado “Técnica de alineación psicosomática vivicorporal” en apoyo de la danza oriental.

El enfoque principal de Mazloum para enseñar su método de Danza Oriental era enfatizar el valor de la Conciencia Postural, junto con la elaboración y ejecución correcta de pasos, musicalidad y expresión. Su método pedagógico estructurado de enseñanza y sus excelentes dotes docentes, su paciencia y su personalidad humorística, así como la pasión por la vida hicieron de sus seminarios una gran aventura en el conocimiento para sus alumnos.

En 1990 comenzó a escribir su libro “Nelly Mazloum Oriental Dance Technique”, un estudio del método de danza egipcio para las mujeres de la Nueva Era (publicado en 1992). En 2001 fundó el Nelly Mazloum Mediterranean Archaic Dance Research Institute (MADRI, cofundado por su hija Marianna), una organización de danza sin fines de lucro que defendía la evolución y preservación de las antiguas danzas mediterráneas, así como la preservación de sus técnicas.

Nelly Mazloum murió el 21 de febrero de 2003 en Atenas. Su hija Marianna Roussou Mazloum (también conocida por su nombre artístico Marhaba) fue su alumna más destacada, quien recibió instrucción continua de primera mano de su madre desde la infancia y siempre la ayudó durante los talleres, además de impartir clases durante más de 40 años, ofrece seminarios y conferencias, respaldadas por documentos precisos y fotos sobre la vida, el método de baile, el legado y el trabajo de Nelly Mazloum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s