Ritmos Árabes

La música Árabe tiene una característica muy importante: su grado de complejidad y libertad de improvisación en sus comportamientos tanto melódicos como rítmicos, permitiendo que existan diferentes versiones de un mismo estilo musical.

Los ritmos en la música árabe son muchos, son diferentes entre sí y tienen identidad propia. Tiene diversos orígenes, tanto geográficos, como folclóricos y académicos. Muchas veces se generan confusiones con los nombres de los ritmos justamente por si diversidad de orígenes, historia, desarrollo en las distintas zonas y el uso para distintos estilos. Nos encontraremos frecuentemente con nombres distintos para un mismo ritmo y viceversa (distintos ritmos con un mismo nombre).

El hecho de que haya ritmos muy usados y reconocibles incluso con nombre propio, no quita la libertad al compositor de crear ritmos nuevos o de utilizar los usados con modificaciones.

La música árabe ha sido transmitida por tradición oral, ya que antiguamente no existían registros de partituras, en la actualidad muchos músicos árabes han incorporado las formas de partituras occidentales o han inventado otras técnicas de escritura, pero aun así se diferencian significativamente con la música occidental, sin perder su carácter esencial de la libertad de improvisación.

Su estructuración se constituye por tres componentes que la distinguen: los Maqamat o modos melódicos, los Iqas o patrones rítmicos y las Ornamentaciones.

Ritmos de 2 tiempos:

Ritmos de 4 tiempos:

Ritmos de 3 tiempos:

Ritmos de 8 tiempos:

Ritmos de 10 tiempos:

  • Katakufti
  • Gandara o Soudasi
  • Sombati
  • Karsilama